Museos de Tenerife: una programación cultural que atrae a propios y a extraños

Museos de Tenerife: una programación cultural que atrae a propios y a extraños

En total, 342 593 visitas durante el pasado año 2016

Estos visitantes recorrieron alguna de las siete instalaciones adscritas a Museos de Tenerife, institución dependiente del Cabildo de Tenerife conformada por cuatro sedes de museos, dos centros de interpretación patrimonial y un centro de documentación que, en conjunto, constituyen la red museística más completa de Canarias.

El dato, que mantiene la tendencia ligeramente alcista de los últimos ejercicios, puede descomponerse en tres grandes grupos, si se analiza la motivación principal para realizar la visita. Así, un 63% (215 073) lo hizo para recorrer las exposiciones permanentes o temporales de la institución, un 22% (76 128) acudió por el interés patrimonial de los inmuebles y, finalmente, un 15% (51 392) se acercó a los museos y centros para participar en alguna de sus numerosas actividades.

Las exposiciones permanentes más visitadas fueron las del Museo de la Naturaleza y el Hombre y la del Museo de la Ciencia y el Cosmos, ambas con una cifra en torno a los 50 000 visitantes, aunque con unos perfiles de visita bien diferenciados. Mientras que en el primer caso, más del 50% de los visitantes son turistas, debido al gran interés que despierta entre los foráneos la cultura guanche ─especialmente sus momias─ y la naturaleza de las islas; en el museo de la gran antena, dedicado al descubrimiento de la ciencia desde una perspectiva lúdica, predominan los visitantes más jóvenes, de tal forma que casi un 50 % del total es un público infantil.

La sede de la Casa Lercaro del Museo de Historia y Antropología de Tenerife  lidera la atención de los usuarios ─principalmente turistas─ como inmueble de interés histórico y patrimonial. Más de 62 000 personas visitaron esta edificación de finales del siglo XVI, uno de los mejores ejemplos de la especial arquitectura y trama urbana que llevó al casco de La Laguna a ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999.

El Museo de la Naturaleza y el Hombre sobresale también por su capacidad para favorecer la participación social al organizar en sus instalaciones variadas actividades que van desde conferencias, cursos y seminarios a talleres didácticos, conciertos, cine o espectáculos de danza y teatro. Más de 26 000 personas  asistieron en 2016 a alguna de ellas. En este sentido, destaca también el Museo de la Ciencia y el Cosmos, cuya atractiva programación cultural ─especialmente en el último semestre del año─ ha logrado atraer a sus instalaciones a más de 12 000 personas.

En cuanto a las exposiciones temporales, sobresale la labor llevada a cabo en 2016 por el Museo de Historia y Antropología de Tenerife, que realizó un importante esfuerzo expositivo que atrajo a más de 32 000 personas, en el que destacó el ambicioso proyecto «Las personas y las cosas».

También, debe reseñarse la favorable evolución en el número de visitas que presenta la Cueva del Viento, ubicada en Icod de los Vinos. Su centro de visitantes y el tramo visitable del tubo volcánico (el quinto más largo del mundo) alcanzó más de 18 000 visitas en 2016, lo que supone un incremento cercano al 20% respecto al año anterior. Por su parte, el Centro de Interpretación «Castillo de San Cristóbal», tutelado por el Museo de Historia y Antropología de Tenerife alcanzó cerca de 30 000 visitantes durante el pasado ejercicio, principalmente turistas.

Finalmente, el Centro de Documentación de Canarias y América (CEDOCAM) mantiene su constante labor de catalogación y registro documental, así como la de difusión a través de medios digitales y redes sociales, atendiendo además a más de 2 500 usuarios anualmente en sus instalaciones.

Volver